actriz porno asiatica relato erotico

Como cada semana, la joven Yung Liu se preparaba para rodar una nueva escena de sexo con su productora habitual. Esta vez, a Yung le tocaba una sesión de sexo vaginal y anal, por lo que llevaba varios días preparándose y entrenando su esfínter para ser penetrada por ambos lados. Ella ya llevaba varios años en la profesión y había protagonizado escenas de todo tipo: lluvia dorada, BDSM, sexo lésbico… pero nunca antes le habían dado por culo. Por lo tanto, esta vez iba a ser desvirgada en directo por detrás, bajo la atenta mirada de las cámaras y de todo el equipo de grabación.

Una vez en el estudio Yung conoció a su pareja de rodaje, un hombre alto y fuerte que estaba dispuesto a follarla desde todos los ángulos. Era la primera vez que iban a trabajar juntos, por lo que aprovecharon durante los momentos previos para conocerse un poco más. Cuando ya estuvo todo preparado y el director dio la orden de empezar la escena, ellos empezaron a desnudarse frente a la cámara de un modo muy sensual y erótico. Primero él le quitó toda la ropa mientras le besaba los pechos a la joven chica asiática, la cual a su vez acariciaba el pene erecto de su pareja cinematográfica con un deseo total. En aquel momento los dos se dieron cuenta de que la atracción entre ambos era muy fuerte, y sin duda formaban una pareja sexual que excitaría a todos los aficionados del buen porno.

El sexo empezó con un poco de penetración vaginal, para ir caldeando el ambiente. Estando ella encima y el debajo, era como si Yung estuviera cabalgando a lomos de aquel semental que no le daba tregua en ningún momento. Con una serie de sacudidas violentas, Yung botaba de arriba abajo, siendo follada de un modo intenso y pasional. Cada vez que le penetraban, ella lanzaba unos gemidos de placer con los que llegó a poner cachondo a todo el equipo presente en la sala. Estaba claro que les estaba quedando una escena de sexo de primera calidad.

Entonces llegó aquel momento tan temido para nuestra protagonista: la escena de sexo anal. Sin embargo, como ambos se encontraban tan a gusto el uno con el otro, simplemente bastó un poco de lubricante para que a ella le entrara la polla en su culito prieto hasta el fondo y sin sentir el más mínimo dolor. A Yung le sorprendió desde un primer momento lo placentero que era practicar este tipo de penetración, y a los pocos minutos consiguió alcanzar el primero de sus orgasmos. Aquel orgasmo anal no se parecía en nada a todos los que había experimentado desde que empezó a practicar el sexo. Era una sensación tremenda el sentir que has alcanzado el más alto de los placeres siendo follada por el culo.

Cuando el chico se corrió dentro del culito de nuestra actriz, ella experimentó su tercer orgasmo seguido. Mientras estaba siendo sodomizada, se masturbaba con su mano para potenciar aún más la sensación de placer. No se podía creer que aquel acto le hubiera supuesto tanto gusto. Desde luego, desde ahora iba a decir que sí a cualquier papel que le ofrecieran en el que le exigieran practicar el sexo anal.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?