Esto no es una mamada, es un baño de saliva. Después de estar la tía un buen rato hurgando en su pepitilla, aparece en escena Mandingo, que con su enorme polla encantará a nuestra amiga, para ponerla más cachonda aun y que empiece a salivar hasta cubrir ese gran cirio negro, la chica debió acabar al borde de la deshidratación, porque para cubrir eso se necesitan litros.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios
  • Anónimo hace 1 año

    kiero uno en vivo

  • Anónimo hace 1 año

    Hola co mote ya mas