comiendo polla por todos lados relato erotico

Sabíamos que Estela estaba deseando participar junto a nosotros en una cama redonda en la que absolutamente todos le diéramos su ración de polla que tanto ansiaba. Llevaba tiempo tirándonos la caña a mis amigos y a mí para acostarse con nosotros, y de aquella tarde no pasaba que le diéramos su merecido, sexualmente hablando. Teníamos los huevos cargados de leche para ofrecérsela directamente en su boca y cubrirla por completo en ella. Habíamos oído que Estela era toda una profesional a la hora de mamar, y que experimentar con ella el sexo oral suponía una experiencia inigualable e irrepetible. Le llamaban la batidora humana, porque de la leche conseguía hacer nata montada, no os digo más.

Por fin sacamos un momento para quedar con ella, y con la excusa del verano y la llegada del calor, empezamos a desvestirnos y dejar nuestros torsos desnudos. Ella entendió enseguida cual era nuestro objetivo, y en vez de escandalizarse, empezó a hacer lo propio quitándose su propia ropa con una velocidad pasmosa. Se le iluminó la cara cuando todos nos sacamos la polla de los calzoncillos y se la acercamos hasta su boca. Estaba totalmente rodeada por nuestros miembros viriles empalmados, y ya que sólo ella podía satisfacernos y darnos placer con su boca, aceptó de buen grado. Era una ardua tarea que, por la expresión de su rostro, afrontó con decisión y ganas.

Sin mediar palabra, agarró en primer lugar mi polla y empezó a chupármela con unas ganas locas. Desde luego, Estela tenía que hacer maniobras para conseguir mantener aquella gran cantidad de pollas bien duras a su alrededor. Para ello, se iba turnando y la iba chupando sin parar, cambiando de una a otra en todo momento para proporcionar placer a todas ellas por igual. De un momento a otro, habíamos conseguido que una inocente reunión entre amigos se convirtiera en todo un bukkake explosivo y muy caliente.

Comprobamos por nosotros mismos que todos los rumores sobre las habilidades bucales de Estela eran totalmente ciertos. Cuando le metías la polla en su boca, ella te chupaba y relamía todos y cada uno de los rincones, consiguiendo excitarte como pocas veces antes. Simplemente con la ayuda de sus labios y su lengua conseguía estimular aquellas zonas más sensibles para ponértela bien dura y proporcionarte momentos de placer inigualables. Además, Estela era una de aquellas mujeres a las que se les podía considerar garganta profunda, ya que se las conseguía tragar hasta el fondo sin ningún tipo de problema. En ocasiones podíamos notar como la punta de nuestro capullo le rozaba la campanilla, de tan hondo cómo se las metía.

Mientras ella se la chupaba a uno, el resto nos pajeábamos cerca de su rostro, por si llegábamos a corrernos, pudiéramos dispararle toda nuestra lefa directamente a su cara. Ella estaba encantada con aquella fiesta sexual improvisada, masturbándose con su mano mientras chupaba pollas sin parar. Poco a poco, nos fuimos corriendo uno a uno en su delicioso rostro, hasta que finalmente sólo quedaba yo para rociarla con mi leche. Por eso mismo, pudo prestarme toda su atención y se dedicó a chupármela sin fin hasta que me corriera en su boca. No sabéis lo que suponía que Estela te la chupara al completo y hasta el final. En tan sólo unos segundos, exploté de placer y me corrí dentro de su boca. Ella siguió chupando sin parar, incluso cuando ya me había corrido. Mi leche le goteaba por las comisuras de los labios, y ella se relamía para no perder ni un poco de mi semen y poder saborearlo por completo. Desde luego, Estela era toda una viciosa que sabía muy bien darnos lo que más queríamos.

Ahora que todos estábamos servidos, quisimos ayudarle a que ella alcanzara el orgasmo que tanto se merecía. Por ello, empezamos a masturbarla introduciéndole nuestros dedos en su suave coñito. Se puso tan cachonda que, a los pocos segundos, ya se retorcía de placer mientras todos acariciábamos su entrepierna. Era una pequeña recompensa por todo lo que ella nos había dado hacía tan solo unos pocos minutos, y disfrutamos viendo como su sensual cuerpo se estremecía de placer.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?