Cuando pasan los años y sigues teniendo la oportunidad de follarte a dos guarras como estas, o estás forrado de dinero o tienes mucha suerte. Sea como fuere, este señor se beneficia a un par de golfillas que están hambrientas de pene. Ambas se ponen en el sofá con el culo en pompa y él se las va fornicando alternativamente. Cuando se cansa de una, pasa a la otra, y ellas se van metiendo los dedetes con unos guantes blancos que aportan un toque de distinción.

PATROCINADOR 8th Street Latinas

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?