Es una pena que esta diosa del sexo se haya retirado del mundo del porno. A punto de cumplir 30 años y embarazada, una de nuestras culonas favoritas decidió que era hora dedicarse a una vida menos exigente. Por suerte, en nuestra retina quedan 240 películas en las que su cuerpazo y su lujuria nos han dado tantas alegrías. Un buen ejemplo es esta escena en la que da una lección a unas universitarias con ganas de complementar su educación.

Las jovencitas han montado una fiesta con un tío para aprender algunos trucos sobre cómo complacer a los hombres. A fin de cuentas, están en periodo de formación y en las clases no te enseñan todo lo necesario para triunfar en la vida. Mover el culo como Remy Lacroix es tan importante y valioso como el título que te dan al terminar la carrera, ¿no crees?

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?