folleteo en una piscina relato erotico

Estefanía y José se disponían a disfrutar de un buen baño en la piscina de la casa de unos amigos en común. Todo el mundo se había ido a echarse una siesta, pero la pareja decidió aprovechar aquel momento de intimidad para explorar sus cuerpos bajo el agua. Nunca habían follado en un sitio como ese, y estaban deseando dar rienda suelta a su pasión y hacer realidad esta fantasía sexual que ambos tenían en común. El sol brillaba fuerte en el cielo, y sus cuerpos sudorosos en remojo estaban preparados para la acción más intensa.

José empezó a besar en el cuello a su novia, la cual estaba totalmente receptiva a cualquier muestra de cariño por parte de su pareja. Sus tonteos eran continuos, jugando a besar todas aquellas zonas erógenas de su pareja. Empezando por el cuello, continuaron por la espalda, hombros e incluso pecho. Llegó el momento en el que Estefanía tuvo que quitarse la parte superior del bikini, dejando sus pechos al descubierto. Sus tetas flotaban a la altura del nivel del agua, meciéndose con el movimiento suave que se generaba. José era incapaz de apartar la mirada de los enormes pechotes de su novia, y no se pudo resistir a frotar su pecho contra ellos. Le encantaba sentir toda la presión que ejercían en su propio cuerpo, y saber que podía tocarlas y lamerlas siempre que quisiera.

No negaremos que el morbo que sentían al estar teniendo sexo al lado de sus amigos íntimos, le dotaba a toda la situación de un toque excitante extra. El hecho de poder ser pillados en plena faena en cualquier momento, era un riesgo que estaban dispuestos a correr y a disfrutar al mismo tiempo. José metió la mano de su novia dentro del bañador, para que ella notara lo empalmado que estaba en esos momentos. Su polla estaba a punto de reventar, así que Estefanía empezó a masturbarle con sus delicadas y suaves manos. Mientras, él metió un dedo en el coño de su novia, excitando aquellas partes que sabía que a ella le volvían loca. Se abrió paso a través de sus labios vaginales hasta rozar el clítoris. En ese momento, Estefanía gritó de placer. Tuvieron que moderarse para no despertar a sus amistades, pero no por ello dejaron de magrearse y toquetearse sin ningún tipo de medida.

Finalmente, ambos se quitaron sus respectivos bañadores y se quedaron completamente desnudos. El agua acariciaba su piel y les refrescaba, ya que su temperatura corporal había aumentado considerablemente durante los últimos minutos. Entonces, sin previo aviso, José cogió a Estefanía  de la cintura, la empotró contra la pared y empezó a follársela a saco. Los movimientos bajo el agua eran un poco lentos y acompasados, pero esto dotaba a la experiencia de un ritmo mucho más pausado, alargando así el momento del orgasmo. Lo que fuera del agua hubiera durado un suspiro debido a lo calientes que iban, dentro de la piscina se transformaba en una sesión de sexo sin prisas.

Estefanía gemía cada vez que José le clavaba la polla hasta el fondo del coño. Nunca antes habían estado tan fogosos. Sin duda, el sexo bajo el agua estaba siendo aún mejor de lo que se habían imaginado en sus mentes calenturientas. Llegó el momento en el que ella empezó a disfrutar de su primer orgasmo, así que todo su cuerpo se estremeció bajo el agua, salpicando a todo lo que le rodeaba. Tras unos segundos de relax, ella volvió a correrse, justo en el mismo momento en el que él eyaculaba dentro de ella. Toda su leche caliente quedó dentro del cuerpo de Estefanía, que notaba como le inundaba y llenaba de aquel líquido maravilloso. Extasiados de placer, ambos se fundieron en un beso apasionado. Sus brazos rodeaban el cuerpo del otro, y José dejó que la polla se le desempalmara dentro del coño de su novia. Le encantaba hacer eso, y así estar el máximo tiempo posible dentro de ella. Así podían seguir notando el calor corporal de la otra persona, mientras ambos se relajaban del intenso orgasmo que acababan de vivir.

Tras unas cuantas miradas de complicidad y algunos besos post coitales, los dos se pusieron sus respectivos bañadores y continuaron con el baño refrescante y relajado. Desde luego, nadie diría que aquellos dos se acababan de montar una fiesta erótica hacía tan sólo unos pocos minutos.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?