Vaya juguetito tan práctico que se ha comprado Jada Stevens, un dildo que se va moviendo automáticamente como si fuera un auténtico maromo metiendo pollazos, pero con la ventaja que no se cansa nunca, ni tampoco se queja. Aposentada en su trono del placer, esta morena va a gozar como una perra con este consolador manos libres.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios
  • anky hace 2 años

    Je pense que les videos est vrement bon

  • juan hace 1 mes

    Quiero que una de las que estan en el video se acueste con migo