El tipo parecía muy aburrido, ella no se imaginó que podía salir del aburrimiento tan rápido, de pronto, los dos ya estaban desnudos en la cama, él no se sacó ni la gorra pero puso muy erecta su verga para servir de caramelo, el que ella se chupa y rechupa con devoción, él está tan complacido que la premia con una penetración profunda como para que quede asentado de que él no es ningún aburrido o que los aburridos follan con más eficiencia que los no aburridos… ¿Será?

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?