madurita viciosa mamadora relato erotico

Mari Carmen siempre había presumido de cuerpazo. Incluso ahora, que ya rondaba los 50 años de edad, se conservaba tremendamente bien y lucía un tipo estupendo y muy envidiable que ya querrían para sí muchas jovencitas de 20 años. El caso es que Mari Carmen era toda una depredadora sexual, y siempre estaba al acecho de buscar hombres jóvenes para llevárselos a la cama y vivir junto a ellos momentos altamente eróticos y sensuales. Tenía una sed de sexo insaciable, y por eso necesitaba su ración de polla diaria para sentirse estimulada y satisfecha a partes iguales. Sin duda, ella era toda una MILF o Cougar, según se mire, que nunca descansaba y siempre tenía el radar alerta por si algún chico atractivo se le cruzaba por delante y podía convencerlo para vivir junto a ella la pasión más prohibida.

Aquella noche, Mari Carmen estaba dispuesta a salir de fiesta y mostrar todas sus armas de seducción. No tardó en escoger a sus próximas víctimas: un par de jóvenes universitarios que acababan de terminar los exámenes y estaban locos por meterla en caliente. Por suerte para ellos, allí estaba Mari Carmen y su apetito sexual sin límites. Rápidamente se los cameló y les convenció para hacer un trío en su propio apartamento. Ellos aceptaron de buen grado, así que sin más dilación se dirigieron camino a la casa de Mari Carmen y dar así rienda suelta a su pasión desatada.

Ella abrió la puerta precipitadamente, siendo evidente las ganas que tenía de follar en aquel momento. Nada más llegar al dormitorio, empezó a desnudar a aquellos dos chicos. Se notaba que iban al gimnasio porque los dos eran atléticos y sus bíceps y abdominales estaban bien definidos. Ellos también se aprovecharon de la situación, y uno a cada lado, empezaron a lamer los pezones de Mari Carmen con un apetito voraz. Ella no podía parar de gemir de placer, hasta que llegó al punto que tuvo que desnudarse y quedarse simplemente con las medias puestas. Quería que aquellos dos hombres se la follaran así porque aquello le ponía totalmente cachonda. Como no podía ser de otro modo, los dos jovencitos aceptaron sin rechistar. Ellos estaban encantados con la fogosidad de Mari Carmen, que se mostraba abierta y sin complejos a la hora de practicar el sexo junto a ellos.

Decidieron poner un orden a la hora de realizar aquel trío sexual. Mientras uno se la follaría por el coño, el otro se la follaría por la boca. Ella quedó encantada, así que se abrió de piernas y empezó a chupar polla con unas ganas locas. Estaba recibiendo placer por los dos extremos de su cuerpo, y eso le puso tan caliente que no pudo esconder el deseo que proyectaba a través de sus ojos. Estaba tan cachonda que no podía parar de chupar y dejarse follar y que se la metieran hasta el fondo. Empezó a enlazar un orgasmo tras otro, hasta que finalmente los dos chicos se corrieron dentro de ella. Le llenaron la boca y el coño de leche caliente, y ella, encantada, se relamía hasta tragarse todo el semen. Desde luego, no todos los días uno se encontraba a una zorra de ese nivel, así que los tres quedaron altamente satisfechos con la experiencia.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario