mi novia me folla el culo relato erotico

Mi novia María y yo vivíamos nuestra sexualidad con total libertad y de forma atrevida, innovadora y sin ningún tipo de límites. María era una mujer transexual que, pese a tener unas tetas más grandes que su cabeza, aún conservaba su gran pene. Eso me ponía súper cachondo, ya que a veces era yo el que le daba por culo a ella, y a veces era ella la que me daba por culo a mí. Tanto monta, monta tanto. De cualquiera de las dos formas, ambos disfrutábamos a tope de los dos roles. Aquella noche en concreto, tocaba que ella me follara a mí, así que decidí relajarme para que cuando mi novia me penetrara, me entrara suave y sin dolor alguno.

Ella llevaba un sujetador capaz de sostener sus grandes tetas, y unas braguitas en las que sobresalía su polla larga y dura. María estaba tan empalmada como yo, así que no queríamos esperar más para gozar del sexo en todo su esplendor. Empezó frotando su polla contra mi culito, de manera que fuera ensanchando el agujero y estimulándolo a tope. Yo mismo abrí el cajón de la cómoda y saqué un bote de lubricante para facilitar la penetración anal. Ella me lo untó por todo el ano, y con el gel sobrante, se lo untó en su pene erecto. Una vez que ambos estábamos totalmente lubricados, era el momento de pasar a la acción y practicar el sexo anal más delicioso que pueda existir.

Como siempre, con cada embestida que ella me daba, yo veía las estrellas del gusto que me daba. Y es que, además de notar su polla en mi culo, podía sentir sus tetas botando y frotándose contra mi espalda sudorosa. Al mismo tiempo que María me follaba, yo me pajeaba con la mano que me quedaba libre. Me gustaba ir excitándome para conseguir correrme al mismo tiempo que lo hacía ella. Sincronizar nuestros orgasmos era una auténtica maravilla, porque así podíamos experimentar la misma pasión al mismo tiempo, y acabar a la vez abrazándonos al terminar la acción.

María me pegaba pequeños azotes en el culo de vez en cuando, porque sabía que aquello me ponía a cien. Además, me ponía las pilas para que yo también meneara mi culo y le ayudara a penetrarme moviéndome de adelante hacia atrás. Incluso a veces, ella se podía quedar completamente quieta, mientras yo, con un suave movimiento de cintura, me metía su polla en mi culo prieto. Se notaba que aquella noche los dos estábamos muy entregados, y la explosión final estaba a punto de llegar a ocurrir de un momento a otro.

De repente, ella me avisó que estaba lista para correrse dentro de mí, así que aceleré el ritmo a la hora de pajearme y, a los pocos segundos, los dos nos corrimos de gusto. Ella, dentro de mi culito, y yo, sobre las sábanas de nuestra cama. Exhaustos, nos tumbamos uno encima del otro, de manera que nuestros penes se juntaban. Le acaricié las tetas, reposé mi cabeza en ellas y me dormí de forma plácida y tranquila.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios
  • carlos ama hace 1 año

    esto me recuerda estando yo muy niño mi mama me dejo con una vesina hera muy linda esa vesina acuerpada con unas lindas piernas y hera muy especial con migo siempre le desia a mi madre que me dejara acompañarla a su casa y me daba algunas cosas me miraba con mucha picardía, pero no se atrevia a nada, un dia antes de yo cumplir los quince años, ella le dijo a mi madre que me dejara ir a su casa para que yo le hiciera unos trabajitos a locual mi madre accedió, pues yo me fui con esta vecina, y al llegar a su casa me hiso seguir a su alcoba, y me entrego un paquete, con una sonrriza picara me pidió que lo destapara lo cual yo hice pues en el paquete encontré unos pantaloncillos diminutos tipo tanga, unos frascos pequeños y un pene grande de caucho mientras que yo desempacaba estas cosas mi vecina me había quitado mi pantalón y me estaba colocando esas tanguitas rosaditas con frores recuerdo que en la parte de adelante tenia estampada una fror, pues mi vecina me coloco estos calzoncitos en una forma muy rápida yo estaba desnudo únicamente con esas tangas, esta señora me acomodo mi pene doblado asi atrás al tiempo que me manoseaba y estregaba sus pechos contra mi me tenia muy eccitado pero mi pene seguía doblado para atrás, me puso en cuatro patas de rodillas, y como jalaba mi pene melo quería arrancar me lo jalaba para atrás y melo quería meter en mi propio culo me hechaba un lubricante en mi ano, cuando de pronto sentí me penetro con un pene de caucho al principio me dolio, pero eso paso ligero de pronto se levanto su bata y se corrió el calson y saco por un lado una impresionante verga, la cual me introdujo en mi boca, estaba envadurnada en un liquido cristalino transparente salado pero ami me gusto su pene chorreaba ese liquido me gusto yo lo deleitaba, mi vesina resulto una hermosa mujer con un gran pene, el cual melo introdujo en mi culo, y como se mobia me envestia era grandote me dolia un poco pero lo disfrutaba, ese dia me penetro dos veces, seme vino en miculo pero no me quiso sacar mi leche, me recomendó que sela guardara que me tenia una sorpresa pues yo de ingenuo a pesar de mis parolas me cuidaba para no derramarme, como a los tres días volvió a mi casa hablo con mi madre y me llevo para su casa cuando llegamos había una jovencita muy linda hermosa de unos quince o diecies años casi de mi edad pues yo crei que mi vecina no me haría nada ese dia, cual fue mi sorpresa cuando la niña que encontré empeso a desvestirse delante de mi y cual fue mi sorpresa cuando vique esta hermosura tanbien tenia un hermoso pen no tangrande como el de mi vecina perosi de unos 18 centímetros de largo algo grueso y unos hermosos pechos pequeños los cuales me puso para que se los chupara mi vecina me intodujo su pene en mi boca mientras que la niña muy descarada y sin pedir permiso me penetro sin compasión como me envestia, quería matarme a punta de envestidas mi vecina le desia que se calmera viendo como me follaba yo de gusto le chupaba la verga a mi vecina quería sacarle la leche como me hacia la niña de pronto sentí que esa muchachita gritaba y me apretaba sentí algo muy caliente dentro de mi ano mi vesina mcogio ala niña y me puso a que lamiera su pene pues se boto dentro de mi vecina aprovecho el semen de la niña como lubricante me introducia sus dedos en mi culo me masajeaba con el semen de esa niña y de pronto sentí cuando metio su grande polla en mi ano como bombeaba pues me mataba de la dicha que sorpresa la que me daba mi vecina con esa hermosa niña de la cual me estaba enamorando pues cada tres días llegaba a su casa para que me follaran las amo…….

  • carlos ama hace 1 año

    me fasina que envidia….