penetrada anal vaginalmente relato erotico

Como hacía ya varias semanas que no disfrutaba de una buena sesión de sexo, decidí que aquella noche quería echar un polvo a tres bandas. Es decir, me iba a montar un trío con dos tíos que me follaran por delante y por detrás. Y es que estaba tan cachonda que me era difícil ocultar mi estado a los demás. Ya salí directamente sin ropa interior para provocar así a todo aquel que se atreviera a tocar mis zonas íntimas y descubriera que no llevaba nada debajo de mi falda. Pronto localicé a un par de chicos de lo más interesantes, así que me acerqué a ellos y dejé que me metieran mano mientras yo también hacía lo propio. Sin duda, aquella noche pintaba estupendamente bien, y todo apuntaba a que los tres acabaríamos follando como descosidos en mi propio apartamento.

Tras un poco de tonteo y roce, nos fuimos del local para irnos derechos a hacer un trío en la casa de uno de ellos. En seguida nos pusimos de acuerdo sobre quién iba a hacer qué, por lo que no hubo ningún problema al respecto. El caso es que mientras uno me follaba el culo, el otro me follaba el coñito. De este modo podría obtener el doble de placer en el mismo periodo de tiempo. Desde luego, no hay cosa que me pusiera más cachonda que mantener sexo con dos hombres a la vez, y ahora por fin iba a ver realizada mi fantasía sexual más caliente y atrevida de todas.

De modo que empezamos con la acción e inmediato. Nos desnudamos apresuradamente y me coloqué adecuadamente para que me penetraran a destajo aquellos dos hombres. Tenía que ponerme a cuatro patas y poner el culo en pompa. Así podrían endiñármela bien por detrás, mientras que el que se situara debajo de mí podía follarme sin ningún tipo de problema. Pues dicho y hecho. Con ayuda de un poco de lubricante, a los pocos minutos ya estaba siendo penetrada por ambos lados a la vez. Era un sensación maravillosa sentir esas dos pollas dentro de mí y provocarles placer con el movimiento de mi cuerpo. Yo me desplazaba de arriba abajo para facilitarles el trabajo a los chicos y sentir el sexo en su máxima expresión. Gracias a este vaivén, mis tetas se movían al ritmo acompasado de nuestros movimientos, para goce y disfrutes de ellos dos, que no podían apartar la mirada de ellas.

De repente, el que me estaba follando por el culo me avisó de que estaba a punto de correrse. Yo le pedí que siguiera y se corriera dentro de mí, y así lo hizo. Una explosión de semen inundó mi culito prieto, llenándome por completo de aquel fluido. Pero aún quedaba lo mejor, ya que el otro chico aún tenía que explotar de placer. Le pedí que también lo hiciera dentro de mí, así recibiría mi dosis de leche caliente por ambos lados de mi cuerpo. A los pocos minutos, también se corrió en mi coñito sediento de leche. Fue una auténtica maravilla, ya que al mismo tiempo yo también estaba experimentando un orgasmo maravilloso, de los mejores de toda mi vida. Desde luego, las expectativas que tenía puestas en aquel trío sexual se habían visto sobrepasadas, ya que había sido una experiencia totalmente excitante y placentera.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios