Todos sabemos lo mucho que le gustan a Valentina Nappi las corridas, así que aparte de pedir una piña colada, se va a llevar un buen chorro de leche merengada. Si es que donde va Valentina, triumfa. Esta vez se ha encaprichado del camarero de este bar. Cuando se quedan a solas ella se empieza a desnudar sensualmente hasta que él se acerca y se ponen a follar sobre los sofás. Mira cómo este camarero le descorcha el culo cual botella de vino. ¡No tiene desperdicio!

PATROCINADOR Mike in Brazil

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?