mr sexshop online

Yo ya sabía que aquella chica tenía novio y que encima él era extremadamente celoso. No obstante, a mí siempre me habían gustado los retos, así que no pude evitar tirarle los tejos a aquella preciosidad de chica. Me la estaba jugando, porque si su novio se enteraba no sabía lo que podría pasar con ella, pero estaba convencido que a mí me cortaría los huevos. Pero lo que finalmente hizo decantar la balanza y que me atreviera a follar con aquella zorrita era que tenía un cuerpo increíble, unas tetas gigantescas y una actitud sexual que se podía hasta respirar cuando estabas cerca de ella. Toda ella emanaba una sensualidad increíble que no pasaba desapercibida por nadie en absoluto.

Por eso mismo, aproveché aquella fiesta en la que ella fue con un par de amigas y sin el novio detrás para lanzarme y tirar la caña a ver si había suerte y conseguía pescar algo. Y vaya si pesqué, porque el polvo que echamos aquella noche fue épico. Pero será mejor explicar la historia desde el principio para que os hagáis una idea de lo que llegué a disfrutar con aquel ligoteo que me proporcionó momentos de placer intensos y placenteros. Todo empezó cuando nuestras miradas se cruzaron durante una fracción de segundo. Ella estaba bailando con sus amigas y yo bebiendo en un lateral del local. Fue un instante mágico cuando ella sonrió y yo le devolví la sonrisa. Me sorprendió que fuera ella la que tomara la iniciativa y se acercara hasta mí, pero me mostré tranquilo y sereno, incluso un poco desafiante y chulo, para que nos vamos a engañar. El caso es que quería mostrarme ante ella como un machote dispuesto a follar a la primera de cambio.

Ella no paró de zorrear conmigo en todo momento. Se acercaba hasta mi oreja y me susurraba cosas al oído, haciendo que me empalmara por momentos. Ella sabía muy bien lo que hacía y hasta donde quería llegar, porque me llegó a insinuar en más de una ocasión que estaría dispuesta a llegar hasta el final contigo. Yo le dejé caer que sabía que tenía novio, y que tampoco quería joderle la relación a nadie. Pues la muy puta contestó que eso a ella le daba igual, que estaba deseando acostarse con alguien aquella misma noche y que si yo no quería ser el elegido, se buscaría a otro. Ahí sí me di cuenta que no podía echarme atrás y tenía que aprovechar la oportunidad que me estaban sirviendo en bandeja. Así que le agarré el culo delante de sus amigas y le besé en toda la boca metiéndole la lengua hasta la garganta. Ellas se quedaron impresionadas, pero más alucinó ella, que me respondió con otro beso mientras me agarraba el paquete y se derretía entre mis brazos. Desde luego, la acción no había hecho más que empezar, así que nos escapamos apresuradamente de aquel evento y nos fuimos rápidamente hasta mi casa para dar así rienda suelta al vicio más puro.

Continuará…

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Video Porno subido en

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

1 Comentario