rubia follada carcel parte 2 relato erotico

Tal y como os decía, estaba a punto de ser follada a saco por dos presos de la cárcel donde trabajaba. Mi cuerpo estaba totalmente excitado ante la sensación de opresión que me estaba generando toda aquella situación. Los tres estábamos completamente desnudos y listos para la acción sexual más sugerente y excitante de nuestras vidas. Simplemente nos dejamos llevar por la pasión y nos relajamos para darlo mejor de nosotros mismos. Además, la excitación que sentíamos por el hecho de ser pillados en cualquier momento dotó a la situación de un extra de emoción que no pensábamos desaprovechar.

A cuatro patas, uno de los reos me estaba clavando la polla por el culo mientras el otro follaba mi coñito con unas ganas locas. Yo no podía parar de gemir de placer mientras ellos me tapaban la boca para que nadie nos pillara en plena faena. Aquello me ponía aún más cachonda, hasta el punto que llegaba a morderles los dedos y a chupárselos mientras me follaban sin parar. Era una auténtica gozada sentirte penetrada por todos y cada uno de los orificios de tu cuerpo. Pollas por todos los lados que me penetraban sin parar y sin descanso alguno. Una maravilla que estaba logrando excitar todos mis sentidos y despertar mis ansias sexuales más secretas.

De repente y sin previo aviso, un tercer preso se acercó hasta nosotros. Había sido atraído por nuestros gritos y gemidos de placer y vino para saber qué diablos estábamos haciendo. Cuando nos vio revolcándonos como animales en celo, sonrió y se unió de inmediato a la fiesta sexual que estábamos montando. Como casi no quedaba un centímetro de mi cuerpo que no estuviera siendo follado, la nueva incorporación se bajó los pantalones y me metió toda la polla en la boca. Empecé a chupar como si no hubiera un mañana, consiguiendo que aquel rabo se pusiera duro y grande. Tantas ganas le puse que la empalmada fue monumental  y la punta del capullo me llegaba a rozar la garganta.

De modo que habíamos pasado de formar un trío a crear un cuarteto de lo más interesante. Tener a tres hombres para mi sola, dispuestos a provocarme placer sin condición, suponía una verdadera gozada. Cabalgaba junto a ellos haciendo de aquel polvo algo memorable. Cuantos más éramos, mejor nos lo pasábamos. De repente mis chicos se empezaron a correr sobre mi sensual y erótico cuerpo. Primero me llenaron el culito de lefa, y después fue mi coñito el que quedó completamente impregnado de leche caliente. Por último, se corrieron en toda mi boca, cosa que aproveché para tragarme toda la corrida y sentir su sabor espeso y caliente a través de mi garganta.

Finalmente yo también alcancé un orgasmo totalmente maravilloso que me sumió en un estado de placer extremo. Extasiados, nos tumbamos desnudos unos encima de otros. Notábamos nuestras respiraciones aceleradas que trataban de recobrar la normalidad. Para no levantar más sospechas, nos vestimos y cada uno se fue por su lado, como si aquí no hubiera pasado nada.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?