Japon es cuna de las cosas y situaciones más inverosimiles del planeta, será porque nosotros somos de occidente y ellos de oriente pero somos sociedades totalmente distinta. Sus reglas y formas de actuar son bien distintas a las nuestras, porque lo que veremso hoy sería imposible que ocurriera en nuestro pais. Veréis a la pornostar japonesa Yuna Satsuki de camino al colegio con sus compañeros en el BUS pero ellos esa mañana le tienen preparada una sorpresa. Porque sin que ella lo espere empezarán a meterle mano y tocar su coño y tetas, algo que a ella primero le sorprenderá pero después se dejará llevar y se pondrá a mamar pollas y abrir su coño para que se la follen a la vez, hasta llegar al climax sentandose en una esquina para acabar bañada de lefa de todos y cada uno de sus compañeros.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?