Después de un duro entrenamiento de fútbol, las chicas están cansadas, pero el mister también, y una de ellas decide ir a verle al vestidor para reconfortarle. Aparece allí sólo con unas braguitas y dos balones que le tapan sus voluminosos pechos. Se acerca a él para que le chupe los pezones duros que se le han puesto. Luego la agarra por detrás y le arranca la ropa que aún le quedaba y empieza a jugar con el coñito con los dedos y la lengua. Lo escupe para dejarlo bien mojado. Cuando los dos están bien a tono vienen los minutos de sexo más salvaje que hayas visto, porque el entrenamiento se tiene que durar y él es capaz de aguantarla en el aire mientras le mete la polla hasta el fondo. Después de esto, las agujetas serán bienvenidas.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios
  • Anónimo hace 1 año

    Esta re bueno para estar con este frio con ella hci en la camita

  • madison hace 1 año

    me gusta tu ropa interior