Esta rubia se bebe un trago y luego parece que se e abre el apetito sexual. No se sabe qué le habrá puesto este hombre en la bebida, pero lo cierto es que ha despertado sus más bajos instintos sexuales y ella ahora quiere hacerle la paja con sus tetas además de mamarle la polla sin parar como podremos ver en esta sesión que está muy sabrosa. A esta rubia le gusta mucho sentarse en su polla para ser bien penetrada.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?