En este barrio existe una casa abandonada que ya está en ruinas y como nadie pasa por ahí, se convierte en el mejor escondite para que estros dos chicos se vayan a mamar sus pollas ya que en secreto son gays.  Se bajan los pantalones y hacen todo lo que saben para excitarse mucho, y se les nota que sus penes se ponen más duros que nuca durante este momento de placer. También prueban algo de sexo anal.

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?