En casa a solas se dan cuenta que necesitan hacer algo distinto por la forma como se miraban. Además de tener desde hace tiempo ganas en cogerse, la vecina se le antoja ir a casa de Helena danae donde harían cosas ricas. Luego de conversar para llegar a un acuerdo, descubren que las ganas que tenían eran demasiadas perdiendo el control. Con esto se tocaron de manera pervertida, donde se quitaron la ropa hasta darse placer mutuo.

De hecho, se torno intenso el momento donde estas dos querían llevar acabo un orgasmo increíble, demostrando que las dos eran bien diosas

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios
  • gilberto hace 1 año

    Buenos videos

  • Kelvin hace 1 año

    Me parece muy bien