sexo con dos negros relato erotico

Tania siempre había soñado con ser penetrada al mismo tiempo por dos hombres negros bien dotados y muy cañeros. Había probado una gran variedad de técnicas sexuales a lo largo de su vida adulta, pero nunca había podido satisfacer esa fantasía erótica con la que tantas noches había soñado realizar en su propia cama. Sin embargo, aquella espera estaba a punto de terminarse, ya que Tania había ligado aquella misma noche con dos chicos de color en un bar del centro de la ciudad. Al parecer, aquellos dos chicos eran amigos, y estaban deseando descargar sus pollas llenas de leche con una jovencita dispuesta a todo. Ésa era Tania, así que tras varias miradas y roces en la pista de baile, ella accedió a subir al piso compartido de aquellos dos chicos, y cumplir así con su fantasía sexual más deseada.

Los tres habían bebido un poco, pero lo justo para rendir y dar la talla a la hora de practicar aquel trío sexual interracial tan apetitoso. Tania entró en el piso tras sus dueños, que nada más traspasar la puerta, empezaron a acariciar y besar a Tania desde ambos lados de su cuerpo. Por delante, uno le besaba en la boca, y por detrás, el otro le lamía el cuello. Tania estaba encantada, y no veía el momento de empezar a follárselos y demostrarles todo lo que era capaz de hacer en la cama. Desde luego, aquel trío prometía ser uno de los más intensos y fogosos que hubiera practicado nunca antes.

Los dos hombres empezaron a desvestir a la joven, que se dejaba desnudar sin oponer resistencia alguna. En muy pocos segundos la dejaron completamente desnuda, así que era el turno de que ellos se quitaran la ropa. Al verlos desnudos, Tania comprobó el tamaño de sus grandes penes erectos y sonrió para sus adentros. ¡Por fin iba a ser follada por pollas grandes! Su fantasía siempre consistía en que, mientras uno le follaba el coño, el otro le follaba el culo por detrás. Sexo vaginal y sexo anal en el mismo momento, era un sueño que iba a realizar por fin en estos mismos momentos.

Con un simple gesto, Tania situó a cada uno de los hombres en su posición correspondiente, y les indicó que quería que ser follada por delante y por detrás. Pocas palabras fueron suficientes para que la acción sexual empezara a llevarse a cabo. Mientras uno le introducía su pene mastodóntico por el precioso coño de Tania, el otro se abría paso entre sus nalgas prietas. Puede que al de atrás le costara un poco más penetrarla, pero con un poco de lubricante fue suficiente para petarla del todo.

Tania se mantenía en equilibrio constante, mientras notaba como aquellas dos pollas negras le follaban sin mostrar ningún síntoma de tregua ni concesión. Ella se sacudía con cada embestida, ya que le daban por los dos lados sin parar. Tenía el coño y el culo totalmente dilatados, ya que los pollones eran tan gordos que necesitaban espacio extra para caber dentro de su menudo cuerpo. Justo entonces, Tania empezó a sentir el primer orgasmo producido por aquel trío maravilloso. Gracias a la excitación clitoriana y anal, la sensación de placer se multiplicó por mil, y su cuerpo se estremeció de gusto mientras aquellos dos hombres seguían dándole que te pego al asunto.

A los pocos minutos, ella disfrutó de un segundo orgasmo, aún más intenso que el anterior si cabe. Poco después, se corrieron en su culito, dejándoselo chorreante a más no poder. El semen goteaba y se le escurría entre las piernas, mientras le seguían penetrando sin parar. Un poco más tarde, también se le corrieron en su coñito, inundándolo de leche caliente. En ese momento, Tania experimentó su tercer y último orgasmo. Estaba exhausta, pero el placer que sintió con este no tenía comparación alguna con los dos anteriores. Realmente creyó flotar del estado en el que se encontraba. Tenía toda la piel del cuerpo erizada, los pezones duros y una sensibilidad desbordante inundó todo su cuerpo de arriba abajo.

Tras el sexo, los dos chicos se vistieron y acariciaron el cuerpo desnudo de Tania. Los tres habían disfrutado enormemente de la experiencia, y decidieron intercambiar los teléfonos para volver a repetir otro día. El morbo que experimentaron juntos aquella noche no lo habían vivido nunca antes, así que estaban ansiosos por volver a follar del mismo modo.

Categorias XXX - Relatos Eroticos
Relato Erótico o Noticia subida el

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

2 Comentarios