En la intimidad queriendo comerse una polla que le calme esas ganas de complacer a su vagina se pone bien cachonda. Además de tener grandes movimientos en la intimidad, haciendo que pierdan el control con sus posiciones calientes. Pues en esta tarde que estaba tan sola le da por llamar, haciéndole saber que necesitaba ser follada y calmar esas ganas. Además, le encanta sentir una bien gruesa en sus paredes vaginales, logrando que perdiera el control de su cuerpo. Cuando se trataba de experimentar cosas distintas, se deja llevar por alguien como este afortunado que le tenga muchas ganas. Luego  se sintieron bien encendidos con el momento que tenían, consiguiendo una sensación distinta entre ellos. Por lo que tendrían la oportunidad de venirse juntos, importando poco que este se corriera con ella. Finalmente aclarando que cuando se trata de hacerlo bien rico, no le interesa que lo tenga bien grueso buscando placer

Comentarios cachondos

¿Qué te parece el video? ¿Te va la marcha?

4 Comentarios
  • tu madre hace 2 meses

    tu puta madre se me regala

  • Nrayan hace 1 mes

    Es bueno

  • Nanoo hace 3 semanas

    Ricos

  • Ángel hace 3 semanas

    Quiero collera a una mujer